dedeté

Sitio de humor cubano

5 de diciembre de 2022 07:28:35 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

Mario Aguirre: «¡Me lo merezco!»

aumentar disminuir imprimir

Por Jorge Alberto Piñero (JAPE)

De manera jocosa, pero con profundo sentido de satisfacción por la obra realizada, recibió el Premio Nacional de Humorismo 2022 el reconocido actor Mario Aguirre, tras muchos años de nominaciones. Al plantear que pensaba que merecía el premio, apuntó que estas palabras fueron dichas antes por la inolvidable actriz María de los Ángeles Santana, que estuviera entre las primeras en recibir este importante lauro.

Agradeció a todos las muestras de aprecio, amor, respeto hacia él y a su intensa labor en las artes escénicas, por lo general en el humorismo, que tanto ha disfrutado durante su extensa carrera actoral. Destacó que dedicaba esta distinción a tres grandes de la cultura cubana: «Erdwin Fernández Sánchez, que fue un gran director de comedias y apenas yo tenía 18 años cuando empezamos a trabajar juntos. Héctor Quintero, que me ayudó a perfeccionar los personajes que yo inventaba, esos que todavía muchos recuerdan y por los cuales aún me llaman en la calle. Eso me llena de una enorme satisfacción. La otra persona es Lolina Cuadras, destacada directora, que fue quien me abrió las puertas de la televisión, en inmortales programas que aún perduran en la memoria».

En algunos apuntes sobre su trayectoria artística la prensa destaca que recibió clases de Elvira Cervera, en la Escuela Nacional de Arte, donde tuvo la suerte de tener como profesor al director Roberto Garriga, fundador de la televisión, quien influyó mucho en su formación como actor. Entró en el grupo Teatro Estudio, bajo la dirección de Vicente Revuelta, premio nacional de Teatro, que también le aportó muchísimo desde el punto de vista profesional. Permaneció en el grupo 12 años y allí trabajó con grandes directores como Berta Martínez, Héctor Quintero, José Milián, Raquel Revuelta, Armando Suárez del Villar pasando después al Teatro Musical de La Habana, en el que evolucionó como comediante y cantante.

Más allá de su indiscutible paso y aporte al humor y la cultura cubana, este Premio es un merecido (sí, tal como él dijera), merecido homenaje al hombre que se ganó el cariño y el respeto del pueblo por su profesionalidad e intensa devoción por hacernos reír hasta en los momentos más difíciles.

 

 

Comparte esta noticia