dedeté

Sitio de humor cubano

19 de octubre de 2017 03:22:12 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

dedeté en Bellas Artes por sus 40 años

aumentar disminuir imprimir
Portada del dedeté Foto: Dedeté
Ver galería

Por Julieta García Ríos

Lázaro Fernández, el más antiguo y fiel colaborador del dedeté, con una oxidada tijera de podar cortó este viernes la cinta de la exposición dedeté en cuarentena, la cual podrá apreciarse hasta el venidero mes de noviembre.

Ubicada en el vestíbulo de la biblioteca del edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes, la muestra propone acercar al visitante a las cuatro décadas del suplemento humorístico de Juventud Rebelde.

Adán Iglesias Toledo, actual director del dedeté, agradeció a la institución por el homenaje al suplemento: «La iniciativa es un premio al humor gráfico y literario cubano, en especial a los artistas que en estos 40 años han trabajado en la publicación».

Los actuales integrantes del dedeté (Adán, Falcó, Jape y LAz), algunos de sus colaboradores, antiguos integrantes y colegas como Ares, Toledo, Fernández Era, Axel Li, Zardoya y Narciso acudieron a la cita.

Frente a las vitrinas expositivas y los cuadros con originales de caricaturas y ejemplares de variados formatos y colores —en unos predomina el verde, en otro el magenta hasta los negros, grises y azules— rememoraron anécdotas, y hablaron de proyectos futuros como la realización por la Editora Abril del libro Humor Rebelde, de caricatura política de los «dedeteros» de hoy.

Al dedeté, tercer suplemento humorístico del periódico Juventud Rebelde, lo antecedió El Sable y La Chicharra. La portada del diario correspondiente al 25 de febrero de 1969 anunció su surgimiento: DDT. Le echamos “fli” a La chicharra. «A partir de hoy un martes sí y un martes no… saldrá junto a Juventud Rebelde, el nuevo suplemento humorístico Dicloro-Difenil-Tricloroetano, nombre del eficaz insecticida conocido por sus siglas: DDT…».

Desde la concepción, los fundadores dejaron claro que su intención era combatir cualquier plaga dañina a la juventud al tiempo que la haría reír.

La nueva publicación desarrollaría una línea creativa marcada por una abundante crítica social, sátira política y humor general brindando espacios también a la historieta humorística.

Firmas como la de Virgilio, Juan Padrón, Carlucho, Ardión, Janer, Torres, Tomy, Ajubel, René y otros colaboradores permitieron que el dedeté se convirtiera en una de las publicaciones cimeras del humorismo gráfico cubano.