dedeté

Sitio de humor cubano

21 de abril de 2019 08:25:12 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

Sin renunciar a un humorismo reflexivo y crítico

aumentar disminuir imprimir
Taller Humor periodismo e identidad Foto: Yoandris Ávila

Por Aracelys Bedevia

UN modelo de prensa serio no puede

estar de espaldas al humorismo,

afirmó Ariel Terrero, director del

Instituto Internacional de Periodismo

José Martí, al pronunciar las

palabras de clausura del Primer

Taller Prensa, Humor e Identidad,

que durante dos días sesionó en

la capital cubana y reunió a caricaturistas,

actores e investigadores

de todo el país.

El diálogo diáfano y enriquecedor

prevaleció en las jornadas de

este encuentro, en el que sus participantes

coincidieron en la necesidad

de rescatar el humor en el periodismo

y tomarlo como lenguaje.

¿Qué hacer para garantizar que

dentro del modelo de prensa cubana

el humorismo tenga un espacio

mayor?, es la pregunta que a diario

se hacen los profesionales relacionados

con esta temática, pues

como afirmó en el panel de cierre

Osvaldo Doimeadiós, Premio Nacional

del Humor, «ningún proyecto de

país puede dejar fuera el humor».

Sin embargo, es una realidad

que este medio de expresión no

tiene una fuerte presencia en

nuestros medios de comunicación

en los que, en opinión de Jorge Alberto

Piñero, JAPE, sigue siendo

subvalorado. «Lo primero que se

elimina cuando hace falta espacio

es la página de humor gráfico».

La escritora Laidi Fernández de

Juan subrayó que en la prensa, sobre

todo en la escrita, no hay prácticamente

espacio para los escritores

costumbristas, quienes tienen

que estar enamorados y, al mismo

tiempo,disgustados con su entorno.

En la radio, aseveró Caridad

Martínez, directora radial, han desaparecido

prácticamente; y en la

televisión, salvo Vivir del cuento,

no existen espacios humorísticos,

destacó Magda González Grau, reconocida

realizadora audiovisual.

«Tenemos que recuperar el humor

en la televisión cubana para

que los públicos, al verse identificados,

reflexionen sobre lo que

son y lo que deberían ser», señaló

Magda. En su intervención recordó

además la presencia que en la

Televisión tuvo el humor en etapas

anteriores (Detrás de la fachada,

«El humor tiene la misión de

parecerse a los días en que vivimos.

Tiene que ser cada día un

rasguño en la doble moral. No le

hace daño a nadie y sigue siendo

un vehículo socializador», ratificó

Doimeadiós.

UN PAPEL MÁS PROTAGÓNICO

EN NUESTRAS AGENDAS

El encuentro, que tuvo lugar en

el Instituto Internacional del Periodismo,

abrió con una conferencia

de Adán Iglesias, acerca del

medio siglo de vida del dedeté,

publicación del periódico Juventud

Rebelde.

Iglesias hizo un recuento de lo

acontecido durante ese período y

se refirió a los desafíos a los que

a diario se enfrentan los creadores

del ámbito gráfico.

Justamente, acerca del desarrollo

del humorismo gráfico en el

país, desde sus inicios hasta la

actualidad habló JAPE, mientras

que el caricaturista y profesor brasileño

Dorinho Bastos ofreció detalles

de su experiencia en la prensa

actual de su país.

Enriquecedoras resultaron, igualmente,

las conferencias impartidas,

en la segunda jornada de trabajo,

por Laidi Fernández de Juan (La

Habana en dos tiempos y De Jorge

Mañach a Eladio Secades) y

por Enrique Amador Quiñones

(Kike), director del Centro Promotor

del Humor (Humor Cubano Contemporáneo.

La sátira social).

Auspiciado por el Centro Promotor

del Humor, el Instituto Internacional

de Periodismo José Martí y el Consejo

Nacional de las Artes Escénicas,

el Taller se realizó en recordación de

los 150 años de los sucesos del

Teatro Villanueva, los 25 del Centro

Promotor del Humor y los 50 del

suplemento humorístico dedeté.

En el contexto del evento se

presentó la colección Tablas Alarcos,

a cargo de Omar Valiño. También

quedó inaugurada la exposición

Los tres costumbristas, que

recoge una selección del quehacer

de Manuel Hernández, Alfredo

Martinera y Lázaro Miranda, Laz,

reconocidos caricaturistas.

Otro de los momentos más importantes

del taller fue la presentación,

en horas de la noche del

lunes, de un espectáculo humorístico

en la sala Adolfo Llauradó. La

celebración de este encuentro, que

en lo adelante se hará todos los

años, forma parte del empeño de

hacer un periodismo más cercano

a la idiosincrasia del cubano y también

del sueño de crear en el futuro

la escuela del humor cubano.

Bien lo afirmó Ricardo Ronquillo,

presidente de la Unión de Periodistas

de Cuba (UPEC), en la

apertura del evento: «El humor

será un elemento determinante en

el nuevo sentido que queremos

darle a nuestro periodismo».

«Por mucho tiempo hemos

tenido prejuicios políticos con el

humorismo y con el espacio que

debería tener en nuestros medios.

Para garantizar el éxito de la

refundación de un nuevo modelo,

el humor debe tener un papel

más protagónico en nuestras

agendas».

San Nicolás del Peladero, Jura

decir la verdad, Punto G, Deja que

yo te cuente y Los amigos de Pepito),

y elogió el trabajo del equipo

de Vivir del cuento, que lleva diez

años en pantalla.

«Para hacer humor crítico hay

que estar preparados políticamente,

como afirmó en este mismo

taller el caricaturista y director del

dedeté, Adán Iglesias, y el colectivo

de Vivir del cuento lo está.

Cada vez que sale al aire el programa

nos vemos representados de

alguna manera», enfatizó.

El humor arroja luz sobre lo común

y lo cotidiano y una de sus funciones

más importantes es satirizar

para hacer reflexionar. Es por

eso que nuestros humoristas han

decidido aunar esfuerzos y situarlo

en el lugar que merece. Pero para

ello hay que seguir insistiendo y no

renunciar al empeño de mover el

pensamiento. Estar prestos para todas

las batallas y dialogar, como

recomendó Ignacio Hernández, director

del programa Vivir del cuento.

El reto es generar proyectos y

presentarlos, porque a la televisión

le hace falta profesionales

como ustedes, aseguró el director.