dedeté

Sitio de humor cubano

23 de noviembre de 2017 02:15:23 | Edición impresa | Síguenos en: rss

La Columna

cortar

Fanáticos al borde de un ataque de nervios

aumentar disminuir imprimir

Por Jorge Alberto Piñero (JAPE)

CUANDO usted esté leyendo estas líneas

es posible que ya se conozcan los dos

equipos finalistas de la 56 Serie Nacional

de Béisbol. Para algunos ya habrán

terminado los sufrimientos, mientras

que otros tendrán mayores desvelos.

Hablo de todos porque la nueva estructura

incluye a la gran mayoría de los

fanáticos de la pelota cubana, aunque

su equipo inicial, aquel por el que echaron

pie en tierra desde el inicio de la contienda,

haya sido eliminado en los diferentes

cortes. Sobre este tema y su

actual estado de nervios comenta mi

amigo Floro en su más reciente misiva.

«Estimado Jape, aunque desconozco

su actual afinidad con los equipos que

aún permanecen en disputa en el play off

de nuestro pasatiempo nacional, y no sé

cómo estará su estado emocional al respecto,

le quiero hacer una consulta. Acudo

a su sapiencia en estas lides porque

le puedo asegurar que estoy viviendo un

conflicto interno desgarrador desde que

mi equipo azul, Industriales, quedó afuera

en la primera vuelta, y algunos de sus

jugadores formaron parte de los conjuntos

clasificados a la etapa posterior. A

partir de entonces he sido hincha de

varios equipos a la vez. Con la misma

intensidad he disfrutado de las victorias,

y he sufrido por las derrotas de Holguín,

Matanzas, Villa Clara y Granma, incluso

cuando jugaban entre sí. Ahora mis

penas son mayores porque mis peloteros

preferidos siguen formando parte de

la nómina de tres de los cuatro grandes,

y aunque Ciego de Ávila no tiene a ningún

industrialista, lo considero un gran

equipo, merecedor de obtener el título

por tercera vez consecutiva. ¿Qué me

aconseja usted, eterno cofrade?».

Insuperable amigo Floro, permítame

en primer lugar desearle un feliz y próspero

2017, ya que es este nuestro primer

intercambio de misivas en el recién

comenzado año. Sobre su inquietud y

cuestionamiento puedo asegurarle que

no es el único fanático cubano que ahora

mismo está en similar disyuntiva. Por

solo ponerle un ejemplo le diré que mi

amigo y director del Centro Promotor del

Humor, Luis Enrique Amador Quiñones,

se encontraba el pasado lunes en una

encrucijada deportiva muy parecida a la

vuestra. Kike Quiñones, como casi todos

conocen, es un pinareño de pura cepa y

amigo personal de casi todos los integrantes

de su equipo provincial. El reconocido

humorista y actor no sabía si entregar

todo su corazón y sus fervientes

deseos de triunfo a Ciego de Ávila, Granma,

Villa Clara o Matanzas. Con los Cocodrilos

están Saavedra y Moinelo, dos de

sus preferidos. También entre sus favoritos

están los lanzadores Yosvani Torres

y Yaifredo Domínguez, que fueran escogidos

como refuerzos del equipo naranja.

Donal Duarte, Erlys Casanova y Vladimir

Baños, que también gozan de su

simpatía, juegan con el actual campeón

nacional. A esta dura prueba súmele que

«Bandurria», como le dicen a Kike la

mayoría de los niños, cuenta con un sinnúmero

de amigos entre los peloteros, la

población, el Inder y la cultura granmense,

sobre todo en Bayamo. ¿Alguien puede

asegurar por quién apuesta Kike en

esta Serie? Imposible. Ni él mismo puede

responder esta pregunta.

En resumen, querido Floro, con este

ejemplo quiero demostrar que nuestra

Serie Nacional de Béisbol, a pesar de su

inestable comienzo, ha ido ganando en

fuerza y calidad, y ha logrado brindar a

los fanáticos un espectáculo atractivo

que aún carece de ciertos encantos,

pero que, parodiando a Pablo, «se acerca

a lo que yo simplemente soñé».

Para no ser menos, estimado Floro, te

puedo asegurar que este año seré

campeón. Cualquiera que sea el equipo

que gane, igual lo merece; por tanto, ese

será mi equipo favorito.