dedeté

Sitio de humor cubano

3 de marzo de 2024 16:29:07 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

El «ajiaco» que somos y debemos cuidar

aumentar disminuir imprimir
Panel de lujo para un quinto encuentro. Kike Quiñones y Torres Cuevas (derecha) Foto: Sergio Enrique Morlán Vega

Por Jorge Alberto Piñero (JAPE)

Como bien dijo el decano de la Facultad de Comunicación, el periodista Ariel Terrero, al inaugurar el evento Prensa, Humor e Identidad, que se celebró el pasado viernes en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí, este encuentro ya se ha convertido en un espacio habitual de confrontación e intercambio sobre temas medulares en el desarrollo de nuestra cultura y nación.

Esta vez el panel, compuesto por el Doctor en Ciencias Históricas Eduardo Torres Cuevas, miembro de Número de la Academia Cubana de la Lengua y presidente de la Casa de Altos Estudios Don Fernando Ortiz, y el reconocido actor y humorista Luis Enrique Amador Quiñones, máster en Ciencias en procesos culturales cubanos y actual decano de la Facultad de Arte Teatral del ISA, gozó de una singular química y engrane en sus conferencias sobre el tema de La racialidad y el pensamiento, dando lugar a interesantes intervenciones, intenso debate, y una activa participación entre los asistentes, quienes mostraron interés y dominio sobre un tópico que sigue siendo complicado a la hora de hallar un consenso, dada la profundidad e importancia que tiene para el desarrollo de nuestra sociedad, el pensamiento, la cultura nacional y el concepto de cubanidad.

Tal como habíamos proyectado en su convocatoria, este 5to. taller se centró en lograr un intercambio de opiniones y propuestas sobre la racialidad desde el prisma histórico y la visión que, a partir del periodismo, el humor y la historia, se maneja en la actualidad, y su impacto social en nuestro país.

Como dijera el Doctor Torres Cuevas, citando a uno de nuestros más importantes etnólogos y antropólogos, don Fernando Ortiz: la formación del pueblo y nacionalidad cubana es como un gran ajiaco, donde se interrelacionan razas y culturas de múltiples rincones del planeta, pero que logran al final una cualidad única que es la cubanidad.

Luis Enrique Amador Quiñones centró su ponencia en la importancia del teatro bufo y el vernáculo, con el negrito como personaje principal, en el desarrollo de la identidad cultural de nuestro país, y que lamentablemente algunos quieren soslayar con posturas poco convincentes dadas por enfoques de discriminación racial que no aportan al proceso inacabado de la construcción del pensamiento nacional.

Fueron muchas y diversas las opiniones y criterios comentados al respecto en la fructífera mañana de encuentro entre creadores, estudiosos, investigadores, profesionales vinculados con la difícil tarea de concretar de manera conceptual un país donde prevalezca un arcoíris de credos y razas en función del pensamiento nacional y la cubanía.

Esa debe ser nuestra principal encomienda de estos tiempos, donde la prensa, el humor, la música& la cultura toda, debe estar centrada en la conservación y conformación de nuestra identidad en momentos en que debemos estar muy unidos.

Fue este 5to. Taller, Prensa, Humor e identidad, un espacio que debemos multiplicar. De esta manera, creando vínculos de intercambio teórico y socializando los quehaceres profesionales, humoristas y periodistas se suman a las actividades que se celebran por el 22 de enero, Día del Teatro Cubano, en homenaje a los trágicos sucesos del teatro Villanueva.