dedeté

Sitio de humor cubano

18 de julio de 2024 17:22:56 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

The Guardian despide a su ilustrador después de 40 años por una caricatura sobre Netanyahu

aumentar disminuir imprimir

Por Dedeté

Una semana antes, Bell publicó en su cuenta de X (antes Twitter) su dibujo que muestra al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que lleva guantes de boxeo, preparándose para intervenir quirúrgicamente su propio cuerpo en el que se puede ver un mapa de la Franja de Gaza. En la imagen se lee: "Residentes de Gaza, salgan ya".

De acuerdo con los tuits del artista, el lunes 9 de octubre envió su caricatura a The Guardian, pero fue rechazada. Bell señaló que también recibió una "amenazante llamada telefónica de la oficina con el mensaje extrañamente críptico 'libra de carne'", y luego otra con el comentario "tipo judío; libra de carne; tropo antisemita". 

Se trata de una referencia al personaje de 'El Mercader de Venecia' de William Shakespeare, el prestamista judío, Shylock. Según la obra, Shylock presta dinero a otro personaje, exigiéndole que firme un contrato en el que garantiza que, si no devuelve el préstamo a tiempo, le dará "una libra de su propia carne".

"Ahora es casi imposible dibujar este tema [sobre Israel] para The Guardian sin ser acusado de utilizar 'tropos antisemitas'", escribió Bell en su cuenta. E insistió en que su dibujo era una referencia a una caricatura de los años 1960 de David Levine, que dibujó al presidente estadounidense Lyndon B. Johnson con una cicatriz en el torso en forma de Vietnam.

Por su parte, este lunes, un portavoz del periódico anunció el despido del caricaturista. "Se ha tomado la decisión de no renovar el contrato de Steve Bell. Las caricaturas de Steve Bell han sido una parte importante de The Guardian durante los últimos 40 años; le damos las gracias y le deseamos lo mejor", dijo. 

Posteriormente, Bell declaró a The Jewish Chronicle que su dibujo "aborda específicamente el catastrófico fracaso de las políticas" de Netanyahu, acusándolo de haber "llevado directamente a las horribles atrocidades recientes en torno a la Franja de Gaza".

Según sus palabras, la decisión de despedirlo fue "un poco chocante". "The Guardian tiene todo el derecho a no publicar mi caricatura si quiere, pero no debería hacerlo utilizando razones falsas y totalmente inventadas. Todo lo que hace es impedir el debate sobre un tema terrible pero importante", afirmó.