dedeté

Sitio de humor cubano

18 de julio de 2024 15:39:41 | Edición impresa | Síguenos en: rss

Noticias y chismes

cortar

«¡DISCULPA, CHINA!»

aumentar disminuir imprimir
Parte del colectivo de Palante en su aniversario 62 Foto: Adán Iglesias
Ver galería

Por Adán Iglesias

 

La más veterana y activa publicación de humor de América Latina arribó este martes 16 de octubre a sus primeros 62 años. En modesta celebración con el apoyo de la Unión de Periodistas de Cuba, se reunieron en su sede un grupo de sus trabajadores para no dejar pasar por alto la fecha y como siempre, recordar las mejores bromas y ocurrencias realizadas por algunos íconos del humor y que formaron parte de la casa. Las anécdotas sobre Alberto Enrique Rodríguez Espinosa (ALBEN) son siempre de las primeras en aparecer pues el creador de la historieta de Sherlock Holmes era muy ocurrente. Se recordó igualmente la seriedad de Luis Wilson Varela, el padre de las Criollitas, que se distinguía por su decencia y elegancia.

Él era incapaz de decir una mala palabra, pero en cierta ocasión se vio precisado de hacer uso de alguna, en un diálogo colectivo donde se encontraban otras compañeras. Al percatarse de lo que había dicho enseguida Wilson, se disculpó diciendo: ¡Disculpa China!, provocando el asombro y reclamo de las otras amigas que se encontraban presentes. Lo interesante del dato es que esta frase como muchas otras surgidas en el proceso creativo o celebrando en alguna actividad ha sobrevivido a la anécdota y es usada por el colectivo actual cuando van a ser demasiado expresivos en sus intervenciones. En el dedeté por ejemplo, a cada rato cuando están buscando a alguien le agregamos que lo buscan para ensayar pues en cierta ocasión dejaron un recado al teléfono y quien lo escribió, como broma le agregó: Dice fulano que lo llames que necesita dar contigo para ensayar y para...  Ya usted imaginará lo que seguía a continuación pues es muy común entre colegas decirnos barbaridades, aunque nos llevamos muy bien. Hasta ahí no hay problemas, pero lo que hizo histórica la frase del dichoso ensayo fue que estando al teléfono nuestro redactor al habla con alguien que no podía interrumpir, entra al local del dedeté, la compañera más seria que había por aquel entonces en Juventud Rebelde y en lo que esperaba que él terminara de hablar le dio por ponerse a leer el recado que anteriormente habían dejado escrito. Cuenta nuestro amigo que mientras él seguía su conversación trató de evitar que la visitante llegara al final de la lectura, pero fue imposible. A medida que leía, se iba transformando su rostro, hasta que no esperó y salió disparada de nuestro local. Así a cada rato, los recados que nos dejan para algún colega van acompañados de la invitación al ensayo.

Con esto felicitamos al colectivo de Palante que se enfrenta nuevos tiempos y nuevos retos.

A los colegas cumpleañeros los pueden seguir en este link:

http://www.cubadebate.cu/noticias/2023/10/16/palante-en-cubadebate-llegamos-a-los-62-y-no-aflojamos-pdf/