dedeté

Sitio de humor cubano

23 de noviembre de 2017 02:15:00 | Edición impresa | Síguenos en: rss

La Columna

cortar

Al CENTRO lo que es del centro.

aumentar disminuir imprimir
Kike Quiñones, director del Centro Promotor del Humor. Foto: Sergio Enrique Morlán Vega

Por Luis Enrique Kike Quiñones

SI Pancho Fernández,Francisco Covarrubias,

Arquímides Pous, Espígul o el propio Arredondo

hubiesen mencionado la simple idea

de crear una institución que representara

solo a los cultores del humor, hubiesen sido

tildados de locos, acaso de románticos.

Tuvieron que pasar muchas décadas, tuvo

que crearse un Ministerio de Cultura e,

incluso, surgir un Consejo Nacional de las

Artes Escénicas para acoger esa iniciativa

que reconoce la importancia de una agencia

preocupada por dignificar uno de los géneros

más polémicos del gremio, que se

empeña en no renunciar al sueño de una

sociedad mejor. Por eso señala, critica, descubre

fenómenos que nos circundan sobredimensionándolos,

como corresponde a su

naturaleza, siempre con un espíritu sanador,

profiláctico y coherente con su herencia.

El 3 de octubre de 1994 tuvo lugar la institucionalización

del Centro Promotor del

Humor, la casa de lo más encumbrado del

arte de hacer reír en Cuba, responsable de

sus principales éxitos en los últimos 22

años. Ello no solo se traduce en puestas en

escena de alto nivel de elaboración, sino

también en la interacción que de manera

natural ha establecido con importantes instituciones

de la cultura, como el Instituto

Cubano del Libro, la Egrem, el ISA, la Fundación

Alejo Carpentier, la Uneac, la FEU y la

AHS, por mencionar algunas.

El Centro ha sido inclusivo desde su fundación,

por eso todas las maneras de asumir

el humor ya sea gráfico, audiovisual o literario

han tenido espacio y apoyo incondicional

en sus jornadas. Ejemplos de ello son

la constelación de sus miembros que desde

el 2000 han recibido el Premio Nacional de

Humorismo, galardón al que todos han accedido

con el orgullo de verse entre los mejores

hacedores: María de los Ángeles Santana,

Manuel Hernández, Enrique Núñez Rodríguez,

Héctor Zumbado, Carlos Ruiz de la Tejera,

Natalia Herrera, Aurora Basnuevo, Luis Carbonell,

el Guayabero, René de la Nuez, Osvaldo

Doimeadiós, Alejandro García Virulo&

Hoy, cuando el sentimiento de nacionalidad

es parte indispensable de nuestra existencia

misma, aquí está el Centro. Como

siempre, polémico, irreverente a ratos, pero

siempre comprometido con el arte, el buen

arte de hacer reír sin menoscabo de las

esencias creativas, como diría alguien, siendo

arena y no aceite en la búsqueda de una

sociedad mejor para todos los cubanos.